Panorama de la Pesca Marina en el Perú

Actualizado el 17/05/21

Más de tres mil kilómetros abarca la costa peruana, en este vasto territorio se desarrollan ecosistemas únicos en términos de biodiversidad, productividad y potencial pesquero. Estas dinámicas biológicas permiten hacernos entender cuáles son las principales especies que son capturadas en el mar peruano y las técnicas que utilizan los pescadores (en sus diferentes tipos) para obtenerlas. En esta sección, conoceremos los ecosistemas, las artes y métodos de pesca, y las principales cifras e impacto de la pesquería marina en el Perú.

Los ecosistemas marinos

La costa peruana se extiende por tres mil kilómetros a lo largo del océano Pacífico (INEI, 2010). Es uno de los mares más ricos en términos de biodiversidad, productividad y potencial pesquero (Chávez et ál., 2008; FAO, 2007; Guevara-Carrasco y Bertrand, 2017). Biogeográficamente, las aguas costeras peruanas comprenden dos provincias: Pacífico Sureste Templado-Cálido (provincia peruana) y Pacífico Este Tropical (provincia panameña) (Spalding et ál., 2007); mientras que la región costera comprendida entre los 4° S y 6° S es considerada un ecotono o zona de transición entre estas dos provincias contrastantes (Hooker, 2013 y Barahona, 2017). 

En cuanto a circulación oceánica, la capa superficial del mar peruano (<25 m) está dominada por dos corrientes que son impulsadas por el viento hacia la línea ecuatorial: la Corriente Costera Peruana (CCP), que fluye cerca de la costa hasta 90 km de distancia, y la Corriente Oceánica Peruana (COP), que fluye a más de 180 km de la costa (Chaigneau et ál., 2013). A nivel subsuperficial, el norte peruano está influenciado por la Corriente Ecuatorial Subsuperficial (CES), que fluye tanto hacia el este sobre el eje ecuatorial como hacia el sureste, llegando a la costa peruana sobre los 5° S (Chaigneau et ál., 2013). Más al sur se encuentran las Contracorrientes Subsuperficiales del Sur: primera (pCCSS) y segunda (sCCSS), que fluyen hacia el este y se aproximan a las costas a 5° S y 7° S, respectivamente (Chaigneau et ál., 2013). Un poco más al sur, la circulación hacia los polos está compuesta, principalmente, por la Corriente Subsuperficial de Perú-Chile (CSPC) y un flujo secundario más débil hacia el polo, la Contracorriente Perú-Chile (CCPC) (Chaigneau et ál., 2013). La Corriente Subsuperficial de Perú-Chile es clave para el mar peruano porque transporta hacia regiones extratropicales una masa de origen casi ecuatorial, relativamente cálida, rica en nutrientes y pobre en oxígeno. Esta constituye la principal fuente de aguas de surgencia costera (o afloramiento) que alimenta la intensa productividad primaria local (Chaigneau et ál., 2013). 


Diagrama de la dinámica de la corriente de Humboldt

Fuente: Guevara-Carrasco y Bertrand (2017)

Corrientes del mar peruano

null

(a) Salinidad y corrientes superficiales: Corriente Sur Ecuatorial (CSE), Corriente Costera de Ecuador-Perú (CCEP), Corriente Oceánica Peruana (COP) y Corriente Costera Peruana (CCP). (b) Temperatura superficial y corrientes subsuperficiales: Corriente Ecuatorial Subsuperficial (CES), primera Contracorriente Subsuperficial del Sur (pCCSS), segunda Contracorriente Subsuperficial del Sur (sCCSS), Contracorriente de Perú-Chile (CCPC) y Corriente Subsuperficial de Perú-Chile (CSPC).

Fuente: Chaigneau et ál. (2013)

¿Qué y cómo se pesca en el Perú?
Las pesquerías más importantes en términos de biomasa desembarcada, rentabilidad económica e impacto socioeconómico son las siguientes:
  • Pesca de anchoveta: puede estar dirigida tanto al Consumo Humano Indirecto (CHI) o al Consumo Humano Directo (CHD), se realiza con una red de cerco conocida como boliche. La primera es realizada a lo largo del litoral peruano por embarcaciones de mayor escala (bolicheras), así como embarcaciones de menor escala (conocidas como vikingas). La segunda es realizada por embarcaciones de menor escala y artesanales. En datos del Ministerio de Producción (2018), los desembarques anuales en el rango entre 2008 al 2017 están en el orden de 2.3 - 7.1 millones de toneladas.
  • Pesca de pota: iniciada en 1991 por flotas asiáticas altamente tecnificadas con el sistema jigging y con capacidades de bodega de entre 200 y 2000 toneladas (Paredes, 2012). En la actualidad, solo opera la flota artesanal peruana, compuesta mayoritariamente por embarcaciones de madera con capacidad de bodega menor a 10 toneladas. La mayoría de estas emplea líneas manuales con anzuelos artificiales (líneas poteras) y el resto, redes de enmalle (cortineras) (Paredes, 2012). Los desembarques anuales entre los años 2008 y 2017 van de 96 a 556 mil toneladas (Produce, 2018).
  • Pescas de caballa y jurel: capturadas por bolicheras de mayor escala, pero también por embarcaciones artesanales de pequeño calado, que tienen 38 mm de abertura mínima de malla en sus redes de cerco (Paredes, 2012). Las embarcaciones de altura emplean redes de arrastre pelágico, cuya abertura mínima de malla debe ser de 72 mm (Paredes, 2012). Los desembarques anuales entre los años 2008 y 2017 están entre 0.6 a 422.6 mil toneladas (Produce, 2018).
  • Pesca de merluza: comprende al sector industrial de arrastre de fondo, que tiene como base de operaciones al puerto de Paita (Piura) y debe operar fuera del área reservada a la pesca artesanal (franja de 5 millas náuticas de la costa), involucrando tres tipos de embarcaciones de arrastre: las menores o costeras (EAC), las de mediana escala (EAME) y las mayores o embarcaciones factoría (EAM/F). Las EAC y EAME están autorizadas a operar solo fuera del área reservada a la pesca artesanal, mientras que las EAM/F están autorizadas a operar solamente a partir de las 10 millas de la costa y a una profundidad mayor a 100 metros. Al año 2017, la flota arrastrera merlucera industrial del Perú estaba conformada por 28 EAC, 3 EAME y 1 EAM/F (Alarcón y Salazar citados en Morales, 2018). La flota también comprende al sector artesanal, compuesto por gremios de pescadores ubicados entre Tumbes y Piura, quienes emplean hasta siete tipos diferentes de artes y métodos tradicionales de pesca de tipo pasivo, entre los que destacan de mayor a menor nivel de desembarque: líneas de mano con anzuelos (pinta), palangres de fondo (espineles de fondo) y redes agalleras de fondo (cortinas de fondo) (Guevara-Carrasco y Bertrand, 2017). Los desembarques anuales en la década de 2008 al 2017 están entre 33.1 a 79.6 mil toneladas (Produce, 2018).
  • Pesca de bonito: comprende a todos los subsectores artesanales, de menor escala y de mayor escala. La extracción de este recurso tiene como principal destino los mercados mayoristas pesqueros (consumo en fresco) y, en menor proporción, se deriva a la industria pesquera (enlatados y congelados) con fines de exportación. Los desembarques anuales entre 2008 y 2017 van entre 13.1 a 100.6 mil toneladas (Produce, 2018).
  • Pesca de perico: es ejercida exclusivamente por embarcaciones artesanales, las que, sin embargo, pueden realizar viajes de más de 20 días en altamar para faenar hasta más allá de las 200 millas náuticas de la costa, con el espinel de superficie como el arte de pesca más utilizado (Amorós et ál., 2017). El perico se destina fresco, principalmente, al consumo interno y congelado para la exportación (Amorós et ál., 2017). Los desembarques anuales en la década entre 2008 y 2017 van entre 31.0 y 61.9 mil toneladas (Produce, 2018).
  • Pesquerías artesanales multiespecíficas: por un lado comprenden la captura de peces demersales y pelágicos costeros (pintadilla, lenguado, chita, pejerrey y cojinova, entre otros) con el uso de redes (cercos, cortinas, trasmallos, chinchorros), palangres calados en mar abierto o desde la orilla (espineles), líneas y anzuelos (pinta) utilizados también en mar abierto y desde la orilla. Además, comprenden la extracción de invertebrados y, finalmente, macroalgas. 
Artes y métodos de pesca

En el Perú, existe una gran diversidad de artes y métodos de pesca de recursos marinos silvestres que son utilizados con o sin embarcación e involucran desde artes pasivas de bajo impacto ecosistémico (por ejemplo, la pinta para recursos costeros) hasta artes activas de gran impacto (por ejemplo, red de arrastre de fondo para consumo humano directo), así como artes y métodos tanto lícitos como ilegales (como es el caso de chinchorros, bolichitos de fondo o pesca con explosivos). 

Salazar (2018) desarrolló un diagnóstico participativo con expertos pescadores, académicos, investigadores del Instituto del Mar del Perú (Imarpe), funcionarios de Produce y especialistas de ONG para clasificar 20 artes y métodos de pesca de los subsectores artesanal y de menor escala en el Perú. Con esa información, logró clasificarlos en cuatro grupos en función a su Índice de Impacto Ecosistémico (IIE) donde, en una escala Likert que tiene como máximo el número 5, artes de pesca con IIE de 1 tienen un impacto fuerte, muy desfavorable al ecosistema; y artes con IIE de 5 tienen un impacto menor, favorable al ecosistema.

null


Principales artes de pesca artesanal y de menor escala, empleados en el mar peruano.

Categorizados por Salazar (2018) según su Índice de Impacto Ecosistémico (IIE): 1) pinta recursos costeros, 2) nasa cangrejera, 3) pinta potera, 4) curricán, 5) espinel de playa, 6) nasa para centolla, 7) nasa para anguila, 8) espinel de fondo para especies costeras, 9) espinel de superficie para pelágicos mayores, 10) espinel de fondo para bacalao, 11) red trampa o almadraba, 12) red de enmalle de fondo para recursos costeros, 13) red de enmalle superficial para recursos costeros, 14) red de enmalle para pelágicos mayores (animalera), 15) red trasmallo, 16) red de cerco anchovetera, 17) red chinchorro manual, 18) red de cerco bolichito fuera de borda, 19) red de cerco CHD, motor central y 20) red de arrastre CHD

Fuente: Salazar (2018)


:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú.


En cuanto a la captura incidental —o bycatch, en inglés—, la FAO (2011) la describe internacionalmente como un término difícil de desarrollar, debido a la naturaleza diversa de las pesquerías del mundo. Ante esto, el organismo incluye diferentes interpretaciones funcionales:

  • La captura de especies que no son objetivo de la pesca.
  • La captura de individuos juveniles.
  • La captura de especies protegidas, en peligro o amenazadas.
  • La captura de organismos cuya utilización no es probable.

Por otro lado, es importante establecer una diferencia entre descartes y captura incidental, ya que los primeros son la porción de la captura total que se devuelve al mar. Estos pueden estar compuestos por una o varias especies y ser arrojados vivos o muertos al mar (ibid.).

La captura incidental puede dañar considerablemente los ecosistemas a nivel de comunidades y poblaciones, así como afectar la viabilidad económica de la pesca y perjudicar a algunas especies de mamíferos marinos, aves marinas, tortugas marinas, tiburones y otros peces (Lewison et al., 2004). De los mencionados, mamíferos, aves y tortugas son los que poseen mayor riesgo en cuanto a la sobrevivencia de sus poblaciones, ya que son especies de maduración tardía, larga vida y baja fecundidad (Mangel et al., 2010). Por ello, regular y controlar la pesca incidental es un factor muy importante para el manejo de algunas pesquerías.

Aproximadamente, 20 millones de toneladas de captura incidental de diversas especies son descartadas anualmente en las pesquerías artesanales, debido a la inadecuada gestión de recursos (FAO, 2017). Dicho manejo inapropiado tiene base en la falta de fiscalización a los descartes en mar abierto, poca vigilancia a las artes de pesca empleadas en espacios de alta biodiversidad y a la inobservancia de vedas y medidas de seguimiento y control (Uhlmann et al., 2019). A nivel internacional, la captura incidental en la pesca es un problema ecológico, social y económico, reconocido por diversas instituciones internacionales, como la FAO, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Comisión Ballenera Internacional (CBI).

Las características de algunas otras artes y métodos de los subsectores artesanal y de menor escala no considerados en el estudio de Salazar se describen en la tabla anterior. Las características de las principales artes y métodos de pesca de mayor escala (industrial) se describen en la siguiente tabla.




Redes de cerco

En la actualidad, se puede identificar distintos conflictos en la pesca artesanal, asociados a embarcaciones que utilizan la red de cerco artesanal y de menor escala en el Perú. Estas últimas entran en competencia —o interfieren— con pescadores artesanales de pinta, espinel, cortina y otros (Ganoza y Salazar, 2007). Las redes de cerco anchoveteras para Consumo Humano Directo (CHD) pueden ser utilizadas a partir de las tres millas náuticas (3 mn) de la costa. Sin embargo, a partir de la latitud 16°00’00’’ hacia el sur, se permite utilizarlas a menos de las 3 mn de la costa, previo informe con opinión técnica favorable del Imarpe. Las redes de cerco para CHD multiespecie son permitidas dentro de las cinco millas náuticas (5 mn), tanto para embarcaciones artesanales como para las de menor escala. Esto causa un incremento en porcentajes de captura incidental de juveniles y de descartes, así como una mayor incidencia de conflictos con pescadores que utilizan otras artes de pesca (Cervantes, 2019).

Tipos de redes de cerco



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú.


No se ha realizado muchos estudios sobre la captura incidental de la pesca de cerco de pequeña escala (Cervantes, 2019). Sin embargo, sí se ha desarrollado informes para la pesca de cerco de mayor escala de anchoveta, en los que se reportó que la captura incidental estuvo principalmente constituida por la samasa, que representó el 3 % de la captura total. El resto lo conformaron los recursos costeros como el bagre, la lorna, el mismis, la múnida, el machete y el pejerrey (Bouchon y García, 2005).

En las pesquerías de anchoveta, tanto para consumo humano indirecto (CHI) como para CHD, se habla del ordenamiento de la anchoveta y samasa, como si ambas fueran las especies objetivo, cuando en realidad solo la anchoveta lo es, y la samasa es una especie adicional de la captura incidental. Todas las herramientas aplicadas para el ordenamiento pesquero de la anchoveta y samasa están basadas solamente en estudios biopesqueros de la anchoveta.


Se necesita más investigaciones para poder determinar y cuantificar mejor la captura incidental realizada por la pesquería de anchoveta en la costa del Perú.


:::::Encuentra más información sobre el ordenamiento pesquero de anchoveta y samasa en: El nuevo ROP de anchoveta para Consumo Humano Directo (CHD)


Cervantes (2019) realizó un estudio en la bahía de Samanco (Áncash) para la pesca de red de cerco anchovetero industrial y de CHD (menor escala y artesanal), en el cual, cerqueras de mayor escala de madera, así como cerqueras de menor escala y artesanales, capturaron incidentalmente 25 especies. Entre las especies capturadas, se hallaron peces costeros (bagre, chilindrina, lisa, machete, mojarrilla, pejerrey y cabinza), peces demersales (lorna, merluza, chiri o palometa, coco y cachema), y peces pelágicos (caballa y bonito).   

Las normas con relación a la captura incidental prohíben la extracción y procesamiento de ejemplares de anchoveta. Esto se da si los recursos presentan una talla menor a los 12 cm de longitud total, con una tolerancia máxima de 10 % de juveniles y 5 % de pesca incidental respecto del total de la captura desembarcada, según la Resolución Ministerial 257-2002-PE y los Decretos Supremos 008-2002-PE, 013-2003-PRODUCE y 023-2006-PRODUCEEs por eso que la conclusión del estudio de Cervantes (2019), en términos de captura incidental, fue una pesca con bajo impacto. Sin embargo, se necesita más investigaciones para poder determinar y cuantificar mejor la captura incidental realizada por esta pesquería en la costa del Perú.


:::::Conoce más detalles sobre la captura de anchoveta en: Sistema de Cuotas Individuales de Captura por Embarcación para anchoveta


Medidas de mitigación para captura incidental en redes de cerco

Tipos y funcionamiento

Como medidas de mitigación, se ha recomendado algunas alternativas. Hall y Roman (2013) proponen dos. La primera es el procedimiento de retroceso —o backdown, en inglés—, donde la embarcación se pone en reversa después de rodear a los delfines. Esto alarga la red y luego forma un canal. La resistencia al agua hace que la línea de corcho se hunda unos metros en el extremo opuesto. Como los delfines permanecen cerca de la superficie mientras los peces están en la parte inferior, los primeros pueden salir de la red a través de la abertura. Cuando todos los delfines han escapado, el retroceso se detiene y se completa la operación de cerco. La segunda medida es el uso del panel Medina, una sección de malla que tiene una parte de la red con poco tamaño, y con la que los delfines entran en contacto frecuentemente. Esto ayuda a evitar que se enreden. Cuanto más largo sea el panel Medina, más eficaz será. Si está colocado hacia el extremo de la red, permitirá formar un canal durante el procedimiento de retroceso y, además, un hundimiento de la línea de corcho, lo que facilitará que los animales puedan salir del cerco.

Variantes y logros

En combinación con las medidas anteriores, se ha demostrado la eficacia del uso de balsas de rescate y medios de rescate manual. También se utiliza lanchas rápidas para tirar de la red y mantenerla abierta, permitiendo que los delfines escapen (Hall, 1998). Medidas de gestión como tener observadores a bordo, capacitar al patrón y a la tripulación, así como adoptar medidas temporales y de espacio para evitar puntos críticos de delfines, también han dado resultados positivos en pesquerías de cerco. En este caso, aparece como ejemplo la pesquería del atún (Hall et al., 2000).

Medidas adicionales

Entre otras medidas adicionales de mitigación, recomendamos una medición, mediante sensores subacuáticos, del comportamiento de la profundidad de calado, velocidad de caída y características de la malla romboide en las diferentes partes de la red; pruebas de diseños más hidrodinámicos e índices de armado para limitar las dimensiones de las redes; la utilización de diferentes materiales de construcción, y la evaluación de nuevas estrategias de pesca para la determinación de cardúmenes (Salazar, 2018).


Aunque no se ha realizado observaciones de pesca incidental para aves marinas a bordo de las embarcaciones artesanales que utilizan redes de cerco, es común la presencia de albatros de Galápagos durante las operaciones de pesca, según Imarpe (2011). Solo en Parachique y Santa Rosa, investigaciones de dicha institución reportaron capturas incidentales de tortugas marinas de la pesquería de anchoveta, de un total de 31 puertos monitoreados. En la pesquería industrial de cerco anchovetero, se reportó captura incidental de delfines, con una tasa de captura de 41 delfines por cada 1000 lances (Van Oordt y Alza, 2006). Estas capturas de cetáceos menores en la pesquería de anchoveta para CHI podrían ser significativas, dada la estimación de 80 mil viajes de pesca cada año por parte de la flota de cerco anchovetero de mayor escala (ibid.).


:::::Más datos sobre los límites de las zonas de extracción de anchoveta y samasa en: Extracción de anchovetas: Zonas de pesca para embarcaciones artesanales y de menor escala


Redes de enmalle

Por sus bajos costos operativos, en el Perú, el 31.8 % de embarcaciones de pesca marítima de pequeña escala utiliza redes de enmalle (Salazar et al., 2014 y Castillo et al., 2018). Las pesquerías con redes de enmalle son consideradas a nivel mundial como la causa más importante de la mortalidad de pequeños cetáceos (Read et al., 2006). Sin embargo, en el Perú, se ha reportado que pueden afectar a otro tipo de fauna, como lobos marinos (Reeves et al., 2013), tiburón ballena (Pajuelo et al., 2018), mantas y móbulas (Alfaro-Córdova et al., 2017), aves (Mangel et al., 2018), tortugas (Ortiz et al., 2016) y cetáceos grandes (García-Godos et al., 2013).

Las pesquerías con redes de enmalle son consideradas a nivel mundial como la causa más importante de la mortalidad de pequeños cetáceos.


Estas artes de pesca, por lo general, en sus variantes pelágica animalera o de deriva superficial (hechas de hilo), son dejadas en el mar de un día para otro (toda la noche). Este acto hace que a distintas especias de la megafauna marina —especialmente mamíferos marinos— se les dificulte ver y evitar dichas redes, según Carlos Belupu (comunicación personal). A su vez, para las redes superficiales costeras y redes de fondo hechas de monofilamento, se reporta alta frecuencia de captura incidental de tortugas marinas (Castro et al., 2012 y Pingo et al., 2017).

Tipos de redes de enmalle



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú


 Captura incidental de cetáceos

Cetáceos menores

Mangel et al. (2010) estudiaron la captura incidental de cetáceos menores desde el año 2005 al 2007, encontrándola considerablemente mayor en redes de enmalle (80 % experimentaron captura incidental, de un total de 46 viajes de pesca) si la comparamos con la de espinel (5 % del total de viajes de pesca). Además, sostienen que, en el mar, el bycatch es normalmente descartado sin vida, lo cual dificulta su cuantificación o fiscalización. Por estas razones, la magnitud de este problema aún no está del todo cuantificado e investigado (Reeves et al., 2013).

Según el estudio de Mangel et al. (2010), en el puerto de Salaverry (La Libertad), entre los años 2005 y 2007, las especies de cetáceos menores más afectadas de este arte de pesca fueron: delfines comunes (Delphinus sp.), marsopa (Phocena spinipinnis), delfín nariz de botella (Tursiops truncatus) y delfín gris (Grampus griseus). En dicho reporte, calcularon que, solo para el puerto de Salaverry, la captura de cetáceos menores podría ser de 2 412 individuos por año. Esta pesquería de redes de enmalle también fue responsable de una alta proporción de captura incidental de delfines oscuros (Lagenorhynchus obscurus), de acuerdo con Reeves et al. (2013).

Cetáceos mayores

Con respecto a los cetáceos mayores en el Perú, García-Godos et al. (2013) identificaron que las redes de enmalle fueron responsables del 80 % de los enredos encontrados en su estudio. La ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) y el cachalote (Physeter macrocephalus) fueron las especies más habituales que quedaron varadas e identificadas con restos de redes de enmalle adheridas al cuerpo. La ilegalidad de la captura dirigida a cetáceos ocasiona que los pescadores no reporten sus capturas incidentales, por temor a ser sancionados. Esto subdimensiona los impactos de la pesca con redes de enmalle sobre las poblaciones de dichas especies (ibid.).


Investigaciones como las de Majluf et al. (2002) en Punta San Juan (1992-1995) estimaron que las redes de enmalle de superficie son más perjudiciales que las redes de enmalle fijas o de fondo (17 % de ocurrencia de captura incidental por número de salidas en total). O las de Castro et al. (2010), en las que se reportó la captura incidental de 391 tortugas marinas en Lambayeque (1996-1998), donde el 90 % fue atrapada en redes de fondo y 10 % en redes superficiales. Asimismo, en el estudio realizado por Pingo et al. (2017) se reportó 104 tortugas capturadas incidentalmente en 53 viajes de pesca provenientes de la bahía de Sechura, Piura (2013-2014). Estas tortugas fueron capturadas por redes de enmalle de fondo. Según Puertas et al. (2000), las redes de enmalle costeras en el norte del Perú reportaron 47.4 % de captura incidental, donde la tortuga verde fue la principal afectada.

Muchos estudios de métodos de mitigación para captura incidental se han llevado a cabo en redes de enmalle, principalmente por ser una de las artes de pesca con mayor riesgo de captura incidental.


Este arte de pesca también es perjudicial para las aves marinas, pero en menor proporción. Mangel et al. (2006) monitorearon 21 viajes de pesca (con un total de 175 lances) de embarcaciones con redes de enmalle, partiendo del puerto de Salaverry (2005-2006). Reportaron la captura incidental de 13 guanayes (Phalacrocorax bougainvillii), dos pingüinos de Humboldt, una pardela (Puffinus griseus) y dos petreles no identificados, estimando una tasa de mortalidad de 103 aves por cada 1000 calados. Asimismo, en el estudio realizado por Alfaro-Córdova et al. (2017) en Máncora (Piura), Zorritos (Tumbes) y San José (Lambayeque), se registró captura incidental de rayas en redes de enmalle, con un total de 657 ejemplares capturados a bordo. Dichas capturas incluyeron las siguientes especies: Manta birostris, Mobula japanica, Mobula munkiana, Mobula tarapacana y Mobula thurstoni. Esta cifra representa, al mismo tiempo, el 10.1 % de la captura total (número de especímenes), 33 % de todos los viajes monitoreados y el 19 % de todos los lances de pesca.


Métodos de mitigación para captura incidental en redes de enmalle

Tipos

Muchos estudios de métodos de mitigación para captura incidental se han llevado a cabo en redes de enmalle, principalmente por ser una de las artes de pesca con mayor riesgo de captura incidental (Salazar, 2018 y Brownell, 2019). Entre dichos métodos, están las modificaciones en la forma de tender la red o la experimentación con el tiempo de tendido de la red (Maldeniya y Danushka, 2014). Otra modificación en el uso de la red es el posicionamiento de la misma en la parte subsuperficial de la columna de agua, lo que reduce significativamente la tasa de captura de cetáceos, tal como fue observado en pesquerías de Taiwán, que fueron estudiadas experimentalmente in situ y en tiempo real. En dicho estudio, sin embargo, la captura objetivo fue menor en la red experimental, con una reducción de aproximadamente 25% en la captura total de peces (Hembree y Harwood, 1987).

Uso de tecnología

Por último, se ha probado tecnologías para reducir la captura incidental, principalmente de cetáceos, aves marinas y tortugas. Alarmas acústicas, como los pingers, han reducido la captura incidental de cetáceos menores en diversas pesquerías de redes (Omeyer et al., 2020; Mangel et al., 2013, y Erbe y McPherson, 2012). Emisores de luz, incluyendo las barras de luz química (lightstick) y diodos emisores de luz a pilas (LED), son colocados en la línea madre de redes de enmalle.

 Logros

Se ha demostrado que la iluminación de la red de enmalle reduce tanto la captura incidental de aves marinas como la de tortugas marinas y cetáceos menores (Ortiz et al., 2016; Mangel et al., 2018, y Bielli et al., 2020). En el Perú, también se ha mitigado la captura incidental en redes de enmalle iluminándolas con luces LED, lo que redujo la probabilidad de captura incidental de tortugas marinas en 74 %, la de pequeños cetáceos en 71 % y la de aves marinas en 84 % (Bielli et al., 2020).


Red de trasmallo

Existen reportes de captura incidental de tortugas marinas para la red de trasmallo en los puertos de Salaverry (La Libertad), San José (Lambayeque), Culebras (Áncash) y Chicama (La Libertad), según Imarpe (2011). Igualmente, Salazar (2018), respecto a la fauna ictiológica, observó poco nivel de descartes por tallas menores. Además, se concluye que se necesita estudios específicos de este arte de pesca para determinar la magnitud de la captura incidental y diseñar medidas de mitigación específicas.

Red de trasmallo

null



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú

 

Palangre calado o espinel

En el Perú, la pesquería con palangre calado —o espinel— captura perico (Coryphaena hippurus) en primavera y verano, periodos en los que se puede atrapar especies de tiburones incidentalmente. En el caso de invierno y otoño, la captura va dirigida a especies de tiburones como el azul (Prionace glauca), el zorro (Alopias vulpinus) y el diamante (Isurus oxyrinchus), según Ayala y Sánchez-Scaglioni (2014) y Ayala et al. (2019).

Tipos de espineles



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú


Captura incidental de tortugas marinas

Esta pesquería reporta captura incidental de distintas especies de tortugas marinas. Asimismo, este bycatch en palangre calado varía por zonas. En el centro del país, la tortuga verde (Chelonia mydas) es la especie más capturada incidentalmente por la pesca con espinel (Kelez et al., 2008); hacia el sur, es la tortuga cabezona (Alfaro-Shigueto et al., 2011). Según un reporte de Ayala y Sánchez-Scaglioni (2014), hubo altas capturas incidentales de tortugas marinas en 26 % de los lances, donde se vieron afectadas las tortugas verde, que representaron el 65.6 % del total, la cabezona el 21.9 %, la golfina (Lepidochelys olivacea) el 7.8 % y la dorso de cuero el 4.7 %. A su vez, la captura incidental estuvo compuesta de distintas especies de peces, entre ellos el pez espada (Xiphias gladius), el tiburón martillo (Sphyrna zygaena), el tiburón zorro, la mantarraya (Mobula japanica), el atún (Thunnus sp.) y el pez luna (Mola mola).

Las tasas de captura de tortugas marinas son mayores para la pesca de perico en comparación con la del tiburón. La captura de tortugas marinas de la pesquería de espinel fue descrita por Valqui et al. (2017), quienes indicaron que, en Paita (Piura), las tasas de captura incidental de tortugas en las pesquerías de perico y tiburón tuvieron una relación de 15 a 1. En dichas capturas, predominaron las tortugas verde y golfina. Por otro lado, en Pucusana (Lima), las tasas de captura incidental de tortugas en las pesquerías mencionadas tuvieron una relación de 4 a 1, predominando las tortugas cabezona y verde. En Ilo (Moquegua), predominó la captura de la tortuga cabezona. Asimismo, igualmente para las pesquerías de perico y tiburón, se reportaron muy pocos enganches de tortuga dorso de cuero y solo una captura de tortuga carey (Eretmochelys imbricata), ambas durante la temporada de tiburón.


Por otro lado, la pesquería de espinel reporta también la captura incidental de aves marinas. Jiménez-Uzcátegui et al. (2006) hicieron un estudio de albatros de Galápagos (Phoebastria irrorata), en el que documentaron que 43 individuos fueron encontrados muertos en la costa del Perú. Originalmente, dichos albatros estaban anillados en la isla Española (Galápagos, Ecuador). Asimismo, al menos 34 de ellos murieron por captura incidental. A la pesquería de espinel se le atribuyó la muerte de 15 individuos (44 % del total de muertos por captura incidental).

Ayala et al. (2019) entrevistaron a pescadores en diferentes puertos de la costa del Perú. Encontraron que 16 % de los entrevistados reportó la captura incidental de aves marinas en embarcaciones que pescaban alejadas de la costa, lo cual había ocurrido en todo el litoral. Asimismo, reportaron la ocurrencia de captura incidental de cetáceos menores en todos los puertos, a excepción del de Paita. También observaron que, en la costa central del Perú, 25 embarcaciones capturaron 1000 delfines durante un año. Sin embargo, no pudieron determinar si esta última captura fue incidental o dirigida para el uso de carnada.

La pesquería del perico no solo captura incidentalmente tortugas y aves marinas, sino también a distintas especies de tiburones que figuran en la Lista Roja —edición del 2018— de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN). En ella, aparecen el tiburón azul en la categoría Casi Amenazado; el tiburón diamante en la condición de En Peligro, y el tiburón zorro —o tollo zorro— categorizado como Vulnerable. Por su estado de conservación, estas dos últimas especies también han sido incluidas en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES), con los objetivos de regular su comercio internacional y evitar su extinción. 


Métodos de mitigación para captura incidental en palangre calado

Tipos

Un método para mitigar la captura incidental de tortugas consiste en cambiar los anzuelos convencionales por otros circulares. Estos últimos reducen la mortalidad y, debido a su forma y tamaño, contribuyen a la supervivencia de las tortugas capturadas. Los anzuelos circulares pueden reducir la mortalidad al disminuir la incidencia de su ingestión y al reducir la tasa de captura, particularmente para la tortuga cabezona (Read, 2007).

Otro método es el de las líneas espantapájaros —Tori lines, en inglés—, que es de bajo costo, de uso e instalación fácil y recomendado para reducir la captura incidental de aves marinas en embarcaciones de palangre (SC-CAMLR, 2006). Las líneas espantapájaros consisten en extensiones de cuerda con cintas de un color llamativo, que se arrastran tras la embarcación durante el calado del palangre, para disuadir a las aves de acercarse a los anzuelos con carnadas (Birdlife International, 2014).

Logros

En el Atlántico Norte, ensayos experimentales mostraron que, cuando una línea espantapájaros fue usada, hubo una reducción de la captura de aves marinas en un 98 % (Løkkeborg, 2003). Los palangres con sacavueltas y los que tienen peso integrado también reducen la captura incidental —específicamente de aves— y son más efectivas al ser combinados con líneas espantapájaros, señalan Dietrich et al. (2008).

Métodos alternativos

Existen otras propuestas fáciles de implementar para reducir la captura incidental. Por ejemplo, teñir de azul el cebo o carnada, lo cual reduce el contraste entre esta y el agua de mar, dificultando su detección por parte de las aves marinas. Las teorías alternativas sugieren que las aves marinas simplemente están menos interesadas en el cebo teñido de azul, en comparación con los controles sin teñir. Sin embargo, se necesita más estudios para comprobar la eficiencia de este método (Birdlife, 2014). Por último, los tripulantes de embarcaciones deben deshacerse de los residuos del procesamiento de pescado en un área opuesta al de los anzuelos tendidos, ya que las aves se sienten atraídas por esos desechos. Eliminar esta fuente de alimento reduciría en gran medida el número de aves asociadas con los botes pesqueros.


Palangre de fondo para bacalao de profundidad

Para la pesca del bacalao de profundidad (Dissostichus eleginoides), la captura incidental de la quimera (Hidrolagus sp.) tiene una participación modal del 35.7 % de la captura total en peso, y, en algunas ocasiones, puede llegar a superar el porcentaje de participación del propio bacalao de profundidad (Bustamante, 1997). Otros recursos de la fauna acompañante reportada fueron la centolla (Lithodes sp. y Paralomis longypes), las rayas de profundidad (Bathiraja sp.), el tiburón de profundidad (Somniosus sp.), el tiburón azul, el pejerrata (Trachyrhynchus helolepis), la pichirrata (Nezumia sp.), el pez bocón y el pulpo de profundidad (Benthoctopus sp.), según Bustamante (1997) y Aramayo (2016).

Espinel de fondo para bacalao de profundidad

null



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú


En el Perú, no hay registro de captura incidental de mamíferos marinos, aves o tortugas de la pesquería de menor escala del bacalao. Sin embargo, se estima que esta podría ser baja, ya que el lastre del espinel produce que el aparejo se hunda rápidamente a grandes profundidades (a 2 mil metros, aproximadamente). Esto evita que especies que habitan en la parte superior de la columna de agua puedan morder los anzuelos, según Jaime Romero (comunicación personal). En un estudio realizado en Chile para la pesquería del bacalao de profundidad, se encontró que no había afectación a las aves marinas (Moreno et al., 2006). En otro estudio, también realizado en el país sureño, se reportó enredos de espinel con individuos de cachalote (Physeter macrocephalus) y orcas (Orcinus orca), según Cáceres et al. (2016). No obstante, se necesita más estudios en el Perú para conocer las capturas incidentales e interacciones dañinas de este arte de pesca.  

Línea de mano o pinta

La línea de mano —o pinta— es considerada como un arte de pesca pasivo. Según Salazar (2018), no presenta evidencias de capturas incidentales.

Línea de mano o pinta (pinta con anzuelo)

null



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú

Pinta potera

La pinta potera es considerada como un arte de pesca pasivo y de bajo impacto al ecosistema. Según Salazar (2018), se observa un mínimo nivel de captura incidental y de descartes de pesca no objetivo. 

Pinta con potera

null



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú

Curricanes

Según Salazar (2018), se observa un mínimo nivel de descartes de pesca no objetivo. No se conoce otro estudio específico sobre captura incidental en la pesca con curricán. 

Tipos de curricanes



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú

Trampas

Si bien a lo largo de la costa del Perú aún no hay estudios que permitan conocer el real impacto de las pesquerías realizadas con trampas, hay algunos informes que ayudan a tener un acercamiento al panorama de dicha problemática. Uno de ellos es el de Salazar (2018), quien reportó que las pesquerías con trampas, sea de anguila o cangrejos, tienen una mínima captura incidental, conformada por morenas, congrios, merluza y cangrejos. Las trampas de cangrejo en el Perú, usadas por pescadores embarcados y no embarcados, son reportadas como artes pasivos de leve impacto, ya que los especímenes capturados incidentalmente pueden ser devueltos con vida al mar.

Tipos de trampas



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú


En otros países, la pesca con trampas para cangrejos reporta capturas incidentales de peces, invertebrados y mamíferos marinos. Page et al. (2013), en un estudio de tres años para la pesca del cangrejo azul (Callinectes sapidus) en Georgia, Estados Unidos, encontraron una captura incidental de 26 especies de peces (306 individuos) y 15 especies de invertebrados (4 972 individuos). En Canadá, se reportó una alta incidencia de mortalidad para la tortuga dorso de cuero (Dermochelys coriacea), causada por la pesquería con trampas dirigidas a langostas, cangrejos y gasterópodos, según Hamelin et al. (2017). En el caso de Perú, aún no hay estudios a lo largo de la costa que permitan conocer el real impacto de las pesquerías realizadas con trampas.

A lo largo de la costa del Perú aún no hay estudios que permitan conocer el real impacto de las pesquerías realizadas con trampas.


Otra interacción particularmente grave es el enredo de la megafauna en artes de pesca. Uno de los casos más importantes se da en la pesquería de trampas dirigida al cangrejo, la langosta y el pez bruja pintada (Eptatretus stoutii), interactuando con la población de ballenas francas (Eubalaena glacialis) en la costa del mar Atlántico Norte (Vanderlaan et al., 2011). Sobre la amenaza a las ballenas grandes, se ha propuesto que el uso generalizado de cuerdas con menor resistencia a la rotura podría reducir el número de enredos. Esto se daría aun cuando dichas cuerdas son lo suficientemente fuertes como para resistir operaciones de pesca normales. Esto, en el mar Atlántico, podría reducir en un 72 % el número de eventos de enredo de cetáceos (Knowlton et al., 2016).


Medidas de mitigación para captura incidental en trampas

Tipos

En general, existen medidas de mitigación que se pueden aplicar paralelamente a diferentes taxones y artes de pesca. Estas incluyen cierres o regulaciones de pesca —ya sea por diferentes periodos de tiempo o de espacio— en áreas de alto riesgo de enredo (Dunn et al., 2011; Baerum et al., 2019, y Clay et al., 2019).

Funcionamiento

Asimismo, dichas medidas contemplan capacitar a tripulantes de pesca sobre metodologías correctas de rescate, manipulación y liberación de especímenes capturados en embarcaciones pesqueras. Asimismo, según Gilman (2015), tener un manejo a nivel nacional de artes de pesca abandonadas, perdidas y descartadas (instrumentos dejados a la deriva en el mar) es importante para reducir riesgos de captura incidental que dichas herramientas propician.


Redes de arrastre de fondo

Las redes de arrastre de fondo tienen forma de cono o embudo y son arrastradas a lo largo del fondo del mar, para capturar toda una variedad de organismos marinos, particularmente langostinos y peces. La operación de redes de arrastre de fondo, pese a encontrarse prohibida en las primeras 5 mn costeras que constituyen la Zona Reservada para la Pesca Artesanal (ZRPA), representa actualmente un tema de conflicto con pescadores artesanales del norte peruano, quienes utilizan otros artes de pesca. Ellos manifiestan que, tras el paso de las redes de arrastre, se quedan sin pesca por días, según Marcelino Gonzales (comunicación personal). 

Tipos de redes de arrastre



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú


Salazar et al. (2015) reportaron, en el arrastre de menor escala dirigido a peces, niveles de captura incidental y de descartes del 35 % y 19.1 % del peso total capturado, respectivamente. Las especies que conformaron la captura incidental fueron el espejo (Selene peruviana), que representó el 9.8 %, el bereche (Larimus pacificus) el 9.3 %, la cachema (Cynoscion analis) el 4.0 %, el chiri (Peprilus medius) el 2.9 %, el lenguado de boca chica (Etropus ectenes) el 2.5 % y la doncella (Hemanthias peruanus) el 2.1 %. Mientras que las especies que conformaron los descartes fueron la merluza (Merluccius gayi peruanus), que representó el 39.1 %, la lengüeta (Symphurus sechurae) el 10.9 %, la morena (Muraena clepsidra) el 4.9 %, el pez hojita (Chloroscombrus orqueta) el 4.8 % y otras especies el 31.5 %, incluyendo restos de peces y equinodermos.

Dentro de las 5 mn de la zona costera de Tumbes, Salazar et al. (2015) estudiaron las operaciones ilegales de arrastre de fondo. Reportaron importantes cantidades de captura incidental de estadíos juveniles de cachema, suco y merluza. También informaron sobre mayores porcentajes de descarte, que iban hasta un 21.2 % del peso total, siendo la merluza la principal especie descartada. Los mismos investigadores encontraron que, fuera de las 5 mn, las capturas presentaron menor porcentaje de descarte —10.4 % del volumen total—, teniendo a la lengüeta como la principal especie descartada.

El estudio concluye que el arte de pesca de arrastre de fondo no es amigable para el ecosistema, en especial si es dentro de las 5 mn. Ello confirma por qué este arte se encuentra prohibido dentro de las 5 mn. En la megafauna marina, las capturas incidentales por red de arrastre se reportan para tortugas. Un ejemplo de esto es el registro de capturas en los puertos tumbesinos de Zorritos y Caleta Cruz, con mayores incidencias para los meses de julio y agosto del 2008 (Imarpe, 2011).


Métodos de mitigación para captura incidental en redes de arrastre de fondo

Un método de mitigación para reducir la captura incidental de tortugas en redes de arrastre son los Dispositivos Excluidores de Tortugas Marinas, o también llamados DET —Turtle Excluder Devices (TED), en inglés—, según Villaseñor (1997).

Funcionamiento

Su funcionamiento se basa en el desvío de las tortugas marinas u otros animales grandes hacia una salida de exclusión o abertura de escape, en tanto que la captura objetiva va hacia el fondo de la bolsa de la red.

Variantes

Existen diferentes modelos de DET, y estos pueden tener ventanas de escape y túneles de red para desviar a los organismos no deseados mediante rutas de escape. También pueden modificar la red de arrastre al incluir una variedad de materiales en su composición, ya sea parrillas o paneles de paño de red de diferente material. Esto impide el paso de algunas especies hacia el bolso de la red y los desvía hacia una abertura de escape.

Chinchorros (mecanizado y manual)

La operación de los chinchorros está prohibida en el Perú. A pesar de ello, dicha red continuó empleándose de manera ilegal en las playas peruanas hasta la década de los noventa (Salazar, 1997). Este arte de pesca presenta una baja selectividad, debido al elevado número y diversidad de especies que captura en estado juvenil y madurante (Salazar et al., 2016).

El uso del chinchorro mecanizado está dirigido a la pesca del lenguado, la corvina, el tollo y, en menor proporción, a otras especies (Ganoza et al., 1996). Este arte de pesca presenta altas capturas incidentales de especies como la lorna, el mismis, la caballa y la cabinza. Además, presenta descartes de especies como el machete y la sardina (Salazar et al., 2000). Según Ganoza et al. (1996), tras una evaluación del chinchorro mecanizado en los puertos arequipeños de Lomas, Camaná y Mollendo, observaron que este arte no perjudica a invertebrados que viven en el fango o debajo de la arena (machas, muy muy, poliquetos, entre otros), ya que no se reportaron dentro de las capturas.

En el caso del chinchorro manual, Salazar (2018) sostiene que produce altas capturas de pesca incidental y descartes. Asimismo, Castro et al. (2010) realizaron una investigación entre 1996 y 1998 en la caleta de San José (Lambayeque), reportando el enredo de una tortuga verde en la operación de chinchorro.

Tipos de chinchorro



:::::Conoce más sobre las distintas técnicas de pesca en la serie ilustrativa elaborada por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental: Artes y métodos de pesca del Perú


En el siguiente cuadro, se puede observar la captura incidental en la red de chinchorro manual, en una pesca exploratoria en Lambayeque. Las especies asociadas a la captura incidental constaron de cinco especies, cuatro familias y cinco géneros. La familia dominante fue la Sciaenidae, con cuatro especies, mientras que la Ariidae presentó mayor abundancia. El descarte estuvo representado por el cangrejo Callinectes arcuatus, huevos de bagre y algas. Asimismo, en el cuadro se muestra la composición de las capturas primarias y especies asociadas (incidental y descarte), de acuerdo a sección y tipo de red chinchorro manual en la caleta de San José.

CAPTURA PRIMARIA (kilogramos)

    Familia

Nombre científico

Nombre común

Alas

Copo

Sobrecopo

Experimental

Tradicional

Total

(%)

Mugilidae

Mugil cephalus

Lisa

704.5

33.8

0.7

327.8

411.2

739.0

14.7

Ariidae

Galeichthys peruvianus

Bagre

182.5

3779.5

140.0

1776.0

2326.0

4102.0

81.6

Subtotal

887.0

3813.3

140.7

2103.8

2737.2

4841.0

96.3

 

ESPECIES ASOCIADAS A LA PESCA INCIDENTAL (kilogramos)

Sciaenidae

Cynoscion analis

Cachema

13.1

7.5

0.0

12.0

8.6

20.6

0.4

Polynemidae

Polydactylus opercularis

Piñarro

21.8

8.8

0.0

8.2

22.5

30.7

0.6

Sciaenidae

Menticirrhus ophicephalus

Chula

0.0

0.5

1.0

2.5

0.0

2.5

0.0

Triakidae

Mustelus whitneyi

Tollo

16.8

13.6

0.0

10.6

19.8

30.4

0.6

Myliobatidae

Myliobatis peruvianus

Raya águila

10.3

18.5

0.0

13.8

15.0

28.8

0.6

Carangidae

Trachinotus paitensis

Pámpano

0.0

0.3

0.0

0.0

0.3

0.3

0.0

Pseudorajidae

Psammobatis  caudispina

Raya Espinosa

0.2

3.6

0.4

0.6

3.6

4.2

0.1

Dasyatidae

Dasyatis brevis

Batea

0.3

0.0

0.0

0.0

0.3

0.3

0.0

Urolophidae

Urotrygon sp.

Tapadera

0.0

8.0

0.0

0.0

8.0

8.0

0.2

Sciaenidae

Larimus pacificus

Bereche

0.0

4.9

0.0

6.0

4.6

5.2

0.1

Sciaenidae

Ophioscion sp.

Mariposa

0.0

15.0

0.0

0.0

15.0

15.0

0.3

Subtotal

62.5

80.7

1.4

53.7

97.7

146.0

2.9

  

DESCARTE (kilogramos)

Portunidae

Callinectes arcuatus

Cangrejo

0.0

24.5

0.0

17.0

12.5

29.5

0.6

 

 

Huevos de bagre

0.0

8.0

0.0

7.0

1.0

8.0

0.2

 

 

Algas

0.0

0.0

0.1

0.0

0.1

0.1

0.002

Subtotal

0.0

32.5

0.1

24.0

13.6

37.6

0.8

TOTAL

949.5

3926.5

142.2

2181.5

2848.5

5024.6








Fuente: Salazar et al. 2016



La pesca peruana en números
Desembarques

Entre todas las formas de uso de los recursos marinos del Perú, la pesca es la más importante. El sector pesquero es ampliamente dominado por la extracción de la anchoveta, pues para el desembarque total acumulado en el decenio 2008-2017 en el país, dicho recurso fue responsable de cerca de 82 %, seguido por la pota (8.2 %), otros invertebrados (2.0 %), el jurel (1.7 %), otros peces (que incluye especies costeras demersales y pelágicas, con 1.4 %), la caballa (1.4 %), el bonito (1.0 %), la merluza peruana (1.0 %), el perico (0.9 %) y las macroalgas (0.3 %) (Produce, 2018).


Esta figura provee una mirada cercana a los desembarques en el año 2017, basada en datos oficiales de Produce, y segregados por especies y grupos de peces, invertebrados marinos y macroalgas. Debe tomarse en cuenta que estos números no incluyen los desembarques por pesca ilegal, no reportada o no regulada (pesca INDNR). Un estudio realizado con datos de entre los años 1950 y 2010 estimó que la pesca INDNR representa hasta un 24 % del total de capturas en el Perú (Mendo y Wosnitza-Mendo, 2014).

Es importante destacar que en el Perú no existe un sistema consolidado de gestión de la información pesquera, dado que existen discrepancias e inconsistencias entre las estadísticas publicadas por diferentes entidades del sector. Por ejemplo, al comparar series temporales de desembarque en pesquerías artesanales tan importantes como son las de merluza y pota, las cifras que maneja Produce (que constituyen las estadísticas oficiales) y las que maneja Imarpe (entidad que da a Produce soporte técnico-científico en su labor de ordenamiento pesquero) presentan evidentes discrepancias. Aunque solo Imarpe publica la mayoría de sus metodologías de seguimiento de pesquerías, las decisiones de ordenamiento pesquero tienen que basarse en la data oficial generada por Produce. Así se introduce el riesgo de tomar decisiones erróneas por el empleo de data muy posiblemente sesgada en una magnitud desconocida.

También debe destacarse que la pesca artesanal, pese a tener niveles mucho menores de extracción con respecto a la pesca industrial, incluye una mayor diversidad de especies capturadas para satisfacer básicamente el mercado de consumo humano directo.




Exportaciones

Como se aprecia en la figura, la harina y el aceite de pescado dominan las exportaciones de productos hidrobiológicos marinos, con alrededor de 75 % del volumen total exportado. La exportación de productos hidrobiológicos marinos generó un ingreso total de 2874.2 millones de dólares americanos FOB en el año 2017, 31.4 % más que en el año 2016.


Los bienes exportados para Consumo Humano Directo (CHD) tienen presentaciones distintas (congelado, enlatado y curado). Como se aprecia en la figura anterior, en el 2017, los productos congelados fueron los más abundantes. En el año 2015, en términos de volumen, las especies más importantes que fueron exportadas congeladas fueron la pota (43 %), langostino (19 %), bonito (12 %) y concha de abanico (10 %), y los mayores mercados, Estados Unidos, China, España, Corea del Sur y Francia. Los productos curados estuvieron dominados por la anchoveta (70 %) y las aletas de tiburón (16 %). Finalmente, la anchoveta (65 %) y el atún (15 %) lideraron las exportaciones de productos enlatados.

Impacto de la pesca en el PBI y el empleo

La pesca contribuye significativamente con la economía del Perú. A pesar de que Produce estimó que la contribución del sector pesquero al PBI en el decenio 2008-2017 fue de entre 0.7 % y 1.5 % (Produce, 2018), debemos recurrir a un estudio clave realizado por Christensen et ál. (2014), un análisis profundo de la cadena de valor del sector pesquero peruano en su totalidad, para comprender su real impacto en el PBI y el empleo. 

Basándose en datos recogidos en el año 2009, Christensen et ál. estimaron que la contribución del sector pesquero marino se elevaba 3200 millones de dólares en dicho año, representando 2.64 % del PBI nacional. En comparación, Salgado et ál. (2015) calcularon que el valor total de todas las actividades realizadas en la zona marino costera del Perú ascendía a 8170 millones de dólares. El estudio liderado por Christensen considera, además de la pesca, las plantas de congelado y procesamiento, mercados, restaurantes y otras formas de empleo relacionadas a ella. Los autores mencionan que la estimación realizada es probablemente conservadora, ya que no se incluyeron en el estudio la pesca y la acuicultura de agua dulce, la pesca INDNR, ni los restaurantes cuya oferta incluía solo comida marina. Produce, por su parte, solamente toma en cuenta desembarques oficiales y procesamiento de pescado, por lo cual la contribución calculada para el 2009 solo ascendió al 1.35 % del PBI.

De la contribución general de la pesca y la acuicultura al PBI nacional, Christensen et ál. encuentran que la anchoveta es responsable del 31 %, mientras que el 69 % corresponde a otras especies. Notablemente, el langostino y la pota componen el 31 % de dicha contribución.



La flota industrial anchovetera para CHI destina sus capturas (más de 98 % del total de desembarque de anchoveta) a la “reducción” o producción de harina y aceite de pescado, con fines de exportación principalmente (Avadí et ál. citados en Zenteno, 2016). A inicios de 2012, la flota cerquera anchovetera artesanal representaba solo 4 % de la capacidad total de bodega de la pesquería, pero desde entonces los desembarques destinados al CHD se han multiplicado por más de 10 veces durante la última década (Produce citado en Zenteno, 2016). A fines de la década de 2000, la flota industrial anchovetera era responsable de emplear alrededor de 18 mil pescadores a nivel nacional (Aranda citado en Zenteno, 2016). Según un censo efectuado a inicios de la década de 2010, 2226 pescadores artesanales estaban pescando anchoveta. Las capturas de anchoveta para Consumo Humano Directo (CHD) se procesan como anchoas enlatadas, congeladas, curadas y frescas, y se destinan principalmente al mercado interno (Arias Schreiber, 2011). 

Las exportaciones de merluza de origen industrial han generado en promedio 20 millones de dólares por año entre 2007 y 2011 (Paredes, 2012), representando el mayor ingreso económico proveniente de una pesquería demersal (Rosales, 2017). La pesquería industrial de merluza ha generado cientos de puestos de trabajo en el puerto de Paita (Rosales, 2017). Por otra parte, solo en la provincia piurana de Talara, la pesca artesanal de merluza generó entre 2012 y 2016, alrededor de 1250 puestos de trabajo directos; con un ingreso bruto promedio de 4 millones de soles por año, lo que representa en promedio el 30 % del ingreso mensual del pescador de merluza (Grillo, 2016).

En términos de empleo, Christensen et ál. estiman conservadoramente que, en el año 2009, el sector pesquero empleó 232 000 personas y que los restaurantes fueron el mayor empleador (35 % del total), seguidos por las plantas de congelado (8 %), plantas de enlatado (7 %), y plantas de harina de pescado (5 %). Por lo tanto, aunque la pesquería de anchoveta para harina y aceite de pescado domina los desembarques, las pesquerías para consumo humano directo brindan mucho más empleo. 

Los investigadores también notaron un importante componente de género en el empleo. Entre los productores (pescadores), casi no existían mujeres representadas, mientras que en las empresas de procesamiento, la proporción de hombres y mujeres era casi igual. Finalmente, en las empresas de minorista (mercados, supermercados y restaurantes), el 57 % de los empleados era mujeres. Estos números resaltan la importancia de considerar el rango completo de empresas ligadas al sector pesquero marino para entender su contribución al sustento de mujeres y hombres peruanos.



Cita sugerida para esta sección


Bandín, R.; Scheske, C.; Castagnino, F. y Guidino, C. (2019). Panorama de la pesca en el Perú. En: Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, Wikipesca Perú. Plataforma colaborativa sobre la pesca en el Perú. Recuperado de: https://www.mardelperu.pe/pesca/1/panorama-de-la-pesca-en-el-peru   


Redacción de la sección: Ricardo Bandín, Christel Scheske, Fabio Castagnino y Chiara Guidino

Consejo editorial de esta sección: Santiago de la Puente y Mariano Gutiérrez

Edición de textos: Ricardo Muñoz

Cita general: Sociedad Peruana de Derecho Ambiental - SPDA (2019). Wikipesca Perú. Plataforma colaborativa sobre la pesca en el Perú. Recuperado de: https://www.wikipesca.pe/

Referencias bibliográficas

  • Advanced Conservation Strategies - ACS (2015). A marine conservation assessment in Perú. Report by Advanced Conservation Strategies (ACS) for The David and Lucile Packard Foundation y Foundation Ensemble, 78 pp.

  • Alfaro-Córdova, E.; Del Solar, A.; Alfaro-Shigueto, J.; Mangel, J. C.; Diaz, B.; Carrillo, O. y Sarmiento, D. (2017). Captures of manta and devil rays by small-scale gillnet fisheries in northern Peru. Fisheries research, 195: 28-36.

  • Alfaro-Shigueto, J.; Mangel, J. C.; Bernedo, F.; Dutton, P. H.; Seminoff, J. A. y Godley, B. J. (2011). Small-scale fisheries of Peru: A major sink for marine turtles in the Pacific. Journal of Applied Ecology, 48(6): 1432-1440. Disponible en: https://besjournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1365-2664.2011.02040.x 

  • Amorós, S.; Gozzer, R.; Melgar, V. y Rovegno, N. (2017). La pesquería del perico (Coryphaena hippurus) en el Perú: caracterización y análisis de la cadena productiva. Programa Marino de WWF-Perú. Lima – Perú, 60 pp. Disponible en: http://d2ouvy59p0dg6k.cloudfront.net/downloads/perico_cadena_de_valor_sp_1.pdf

  • Aramayo, V. (2016). Breve síntesis sobre el recurso bacalao de profundidad Dissostichus eleginoides en Perú. Revista de Biología Marina y Oceanografía, 51(2): 229-239. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S0718-19572016000200002&lng=es&nrm=iso 

  • Arias S.; Ñiquen, M. y Bouchon M. (2011). Coping strategies to deal with environmental variability and extreme climatic events in the Peruvian anchovy fishery. Sustainability (3): 823-846.

  • Arias, S. y Halliday, A. (2013). Uncommon among the Commons? Disentangling the sustainability of the Peruvian Anchovy Fishery. Ecology and Society 18(2), 12 pp. Disponible en: http://dx.doi.org/10.5751/ES-05319-180212

  • Ayala, L. y Sanchez-Scaglioni, R. (2014). Captura, esfuerzo y captura incidental de la pesca con espinel en el centro de Perú. Revista Peruana de Biología, 21: 243-250.

  • Ayala, L.; Ortiz, M. y Gelcich, S. (2019). Exploring the role of fishers knowledge in assessing marine megafauna bycatch: insights from the Peruvian longline artisanal fishery. Animal Conservation, 22(3): 251-261. Disponible en: https://zslpublications.onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/acv.12460 

  • Baerum, K.; Anker-Nilssen, T.; Christensen-Dalsgaard, S. et al. (2019). Spatial and temporal variations in seabird bycatch: Incidental bycatch in the Norwegian coastal gillnet-fishery. Disponible en: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0212786 

  • Barahona, S. (2017). Patrones filogeográficos de dos moluscos intermareales a lo largo de un gradiente biogeográfico en la costa norte del Perú. Tesis Mag. Cs. Mar, Universidad Peruana Cayetano Heredia. Lima, Perú. 143 pp.

  • Bielli, A.; Alfaro-Shigueto, J.; Doherty, P. D.; Godley, B. J.; Ortiz, C.; Pasara, A., et al. (2020). An illuminating idea to reduce bycatch in the Peruvian small-scale gillnet fishery. Biological Conservation, 241, 108277. Elsevier.

  • Birdlife International (2014). Bycatch Mitigation. Fact-Sheet 10, September, 2014. Disponible en: 
    https://www.acap.aq/es/resources/captura-incidental/hoja-informativa/1422-hoja-informativa-01-palangre-demersal-lineas-espantapajaros/file

  • Bouchon, M. y García, C. (2005). Informe sobre el objetivo: determinación del poder de pesca de la flota industrial de madera. Informe Interno. Unidad de Investigaciones de Dinámica Poblacional del Instituto del Mar del Perú.

  • Brownell, R.; Reeves, R.; Read, A.; Smith, B.; Thomas, P.; Ralls, K. et al. (2019). Bycatch in gillnet fisheries threatens Critically Endangered small cetaceans and other aquatic megafauna. Endangered Species Research, 40: 285-296.

  • Bustamante, M. (1997). La pesca comercial del bacalao de profundidad (Dissostichus eleginoides Smitt 1898) y la quimera (Hydrolagus sp.), efectuada por la E/P Pionero durante agosto de 1996. Informe Progresivo del Instituto del Mar del Perú, 51: 27-46.

  • Cáceres, B.; Aguayo-Lobo, A. y Acevedo, J. (2016). Interacción entre la pesquería del bacalao de profundidad, Dissostichus eleginoides (Nototheniidae), con el cachalote y la orca en el sur de Chile: revisión del estado de conocimiento. Anales del Instituto de La Patagonia, 44(3): 21-38. Disponible en: https://doi.org/10.4067/s0718-686x2016000300003

  • Carretta, J. y Barlow, J. (2011). Long-term effectiveness, failure rates and “Dinner Bell” Properties of Acoustic Pingers in a Gillnet Fishery. Marine Technology Society Journal, 45: 7-19.

  • Castillo, G.; Fernández, J.; Medina, A. y Guevara-Carrasco, R. (2018). Tercera encuesta estructural de la pesquería artesanal en el litoral peruano. Resultados generales. Informe del Instituto del Mar del Perú, 45(3): 299-388. Recuperado de: http://biblioimarpe.imarpe.gob.pe/handle/123456789/3300 

  • Castro, J.; de la Cruz, J. y Ramírez, J. (2010). Captura incidental de tortugas marinas con redes de enmalle frente al litoral de la región Lambayeque. Enero 1996 a diciembre 1998. Libro de Resúmenes Ampliados, II Congreso.

  • Castro, J.; de la Cruz, J.; Ramírez, P. y Quiñones, J. (2012). Captura incidental de tortugas marinas durante el Niño 1997-1998, en el norte del Perú. Latin American Journal of Aquatic Research, 40(4): 970-979. Disponible en: http://lajar.ucv.cl/index.php/rlajar/article/view/vol40-issue4-fulltext-13/647

  • Cervantes, C. (2019). Efecto de la captura incidental por la flota anchovetera de cerco sobre la diversidad íctica que sustenta a la pesca artesanal, en la franja costera de la bahía de Samanco, Áncash, entre el 2006 al 2015. Tesis para el grado de maestro de la Universidad Nacional del Santa.
    Disponible en:
    http://repositorio.uns.edu.pe/bitstream/handle/UNS/3424/49342.pdf?sequence=1&isAllowed=y

  • Chaigneau, A; Domínguez, N.; Eldin, G.; Vásquez, L.; Flores, R.; Grados, C. y Echevin, V. (2013). Near-coastal circulation in the Northern Humboldt Current System from shipboard ADCP data. J. Geophys. Res. Oceans, 118. Doi:
    https://agupubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/jgrc.20328 

  • Christensen, V.; De la Puente, S.; Sueiro, J.; Steenbeek, J. y Majluf, P. (2014). Valuing seafood: The Peruvian fisheries sector. Marine Policy 44 (2014), 302–311.

  • Clay, T.; Small, C.; Tuck, G. et al. (2019). A comprehensive large-scale assessment of fisheries bycatch risk to threatened seabird populations. Journal of Applied Ecology, 56: 1882-1893. Disponible en:
    https://besjournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/1365-2664.13407

  • Dietrich, K.; Melvin, E. y Conquest, L. (2008). Integrated Weight Longlines with Paired Streamers Lines-Best Practice to Prevent Seabird Bycatch in Demersal Longline Fisheries. Biological Conservation, 141: 1793-1805. Disponible en: doi: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0006320708001547?via%3Dihub 

  • Domingo, A.; Jimenez, S.; Abreu, M.; Forselledo, R. y Yates, O. (2017). Effectiveness of tori line use to reduce seabird bycatch in pelagic longline fishing. PLoS ONE 12(9). Disponible en: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0184465

  • Dunn, D.; Boustany, A. y Halpin, P. (2011). Spatio-temporal management of fisheries to reduce by-catch and increase fishing selectivity. Fish and Fisheries, 12: 110-119. Disponible en:
    https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1467-2979.2010.00388.x 

  • Erbe, C. y McPherson, C. (2012). Acoustic characterisation of bycatch mitigation pingers on shark control nets in Queensland, Australia. Endangered Species Research, 19: 109-121.

  • Fisheries and Oceans Canada (2020). Fisheries management measures to protect North Atlantic right whales in Canadian waters. Obtenido de Fisheries and Oceans Canada: 
    https://www.dfo-mpo.gc.ca/fisheries-peches/commercial-commerciale/atl-arc/narw-bnan/2020/right-whale-baleine-noires-0508-eng.html

  • Food Agriculture Organization - FAO (2011). Directrices Internacionales para la Ordenación de las Capturas Incidentales y la Reducción de los Descartes. Food And Agriculture Organization Of The United Nations, Roma, 73 pp.

  • Food Agriculture Organization - FAO (2017). Managing bycatch and reducing discards taking it to the next level. Disponible en: http://www.fao.org/fishery/gefshrimp/es

  • Ganoza, F. y Salazar, C. (2007). Evaluación del desempeño, captura de especies objetivo y descarte en una red de cerco artesanal tradicional y experimental. Ponencia presentada en el I Congreso de Ciencias del Mar del Perú, en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, región Lambayeque.

  • Ganoza, F.; Hooker, Y. y Segura Zamudio, M. (1996). Evaluacion del uso del chinchorro mecanizado en las zonas de Lomas-Mollendo. Informe Progresivo del Instituto del Mar del Perú, edición 35.

  • García-Godos, I.; Van Waerebeek, K.; Alfaro-Shigueto, J., y Mangel, J. C. (2013). Entanglements of Large Cetaceans in Peru: Few Records but High Risk. Pacific Science, 67(4): 523-532. Disponible en: 
    https://bioone.org/journals/pacific-science/volume-67/issue-4/67.4.3/Entanglements-of-Large-Cetaceans-in-Peru--Few-Records-but/10.2984/67.4.3.short 

  • Gilman, E. (2015). Status of international monitoring and management of abandoned, lost and discarded fishing gear and ghost fishing. Marine Policy, 60: 225-239. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0308597X1500175X  

  • Gilman, E.; Brothers, N.; Mcpherson, G. y Dalzell, P. (2006). Review of cetacean interactions with longline gear The stock structure of northern and western Australian Spanish mackerel View project Electronic Monitoring View project. J. Cetacean Res. Manage, 8(2): 215-223. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/233961862 

  • Grillo, J. (2016). Aspectos socioeconómicos de la pesquería artesanal de merluza peruana (Merluccius gayi peruanus) en la provincia de Talara, Piura, Perú. Poster presentado en el V Congreso de Ciencias del Mar del Perú, 21-25 nev. 2016, Chiclayo, Perú.

  • Guevara-Carrasco, R. y Bertrand, A. (2017). Atlas de la pesca artesanal del Mar del Perú. Edición IMARPE - IRD, Lima, Perú, 183 pp. Disponible en: http://biblioimarpe.imarpe.gob.pe/handle/123456789/3167 

  • Hall, M. (1998). Una visión ecológica del problema atún-delfín: impactos y compensaciones. Reseñas en Fish Biology and Fisheries, 1: 1-34.

  • Hall, M. y Roman, M. (2013). Capturas incidentales y no atuneras en las pesquerías de cerco tropicales del mundo. Documento técnico, FAO, Roma.

  • Hall, M.; Alverson, D. y Metuzals, K. (2000). Captura secundaria: problemas y soluciones. Boletín de contaminación marina, 1: 204-219.

  • Hamelin, K.; James, M.; Ledwell, W.; Huntington, J. y Martin, K. (2017). Incidental capture of leatherback sea turtles in fixed fishing gear off Atlantic Canada. Disponible en: https://doi.org/10.1002/aqc.2733 

  • Hembree, D. y Harwood, M. (1987). Pelagic Gillnet modification trials in Northern Australian seas. Report of the International Whaling Commission, SC/38/SM15:5.

  • Hooker, Y.; Prieto-Ríos, E. y Solís-Marín, F. (2013). Echinoderms of Peru. In J. J. Alvarado y F. A. Solís-Marín (Eds.), Echinoderm Research and Diversity in Latin America, Springer Berlin Heidelberg: 277-299.

  • Instituto del Mar del Perú - Imarpe (2011). Plan de Acción para la Protección del Medio Marino y Áreas Costeras del Pacífico Sudeste. Informe Nacional sobre la Conservación de las Tortugas Marinas en el Perú.

  • Jiménez-Uzcátegui, G.; Mangel, J.; Alfaro-Shigueto, J. y Anderson, D. (2006). Fishery bycatch of the Waved Albatross Phoebastria irrorata, a need for implementation of agreements.

  • Knowlton, A.; Robbins, J.; Landry, S.; Mckenna, H.; Kraus, S. y Werner, T. (2016). Effects of fishing rope strength on the severity of large whale entanglements. Conservation Biology, 30: 318-328.

  • Lewison, R.; Crowder, L.; Read, A. y Freeman, S. (2004). Understanding impacts of fisheries bycatch on marine megafauna. In Trends in Ecology and Evolution, 19(11): 598-604. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.tree.2004.09.004

  • Løkkeborg, S. (2003). Review and evaluation of three mitigation measures-bird scaring line, underwater setting and line shooter-to reduce seabird bycatch in the northern Atlantic longline fishery. Fisheries Research, 60: 11-16.

  • Majluf, P.; Babcock, E.; Riveros, J.; Arias Schreiber, M. y Alderete, W. (2002). Catch and bycatch of sea birds and marine mammals in the small-scale fishery of Punta San Juan, Peru. Conservation Biology, 16(5): 1333-1343. Disponible en: https://doi.org/10.1046/j.1523-1739.2002.00564.x

  • Maldeniya, R. y Danushka, P. (2014). Impacts of large pelagic fisheries on the survival of sea turtles in Sri Lanka. IOTC, Yokohama, Kanagawa, Japan.

  • Mangel, J.; Alfaro-Shigueto, J.; Melly, P.; Pajuelo, M. y Caceres, C. (2006). Assessment of seabird bycatch in Peruvian artisanal fisheries. Final Report to the British Petroleum Conservation.

  • Mangel, J.; Alfaro-Shigueto, J.; Van Waerebeek, K.; Cáceres, C.; Bearhop, S.; Witt, M. y Godley, B. (2010). Small cetacean captures in Peruvian artisanal fisheries: High despite protective legislation. Biological Conservation, 143(1): 136-143. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.biocon.2009.09.017

  • Mangel, J.; Alfaro-Shigueto, J.; Witt, M.; Hodgson, D. y Godley, B. (2013). Using pingers to reduce bycatch of small cetaceans in Peru’s small-scale driftnet fishery. ORYX, 47(4): 595-606. Disponible en: https://doi.org/10.1017/S0030605312000658

  • Mangel, J.; Wang, J.; Alfaro-Shigueto, J.; Pingo, S.; Jimenez, A.; Carvalho, F.; Swimmer, Y. y Godley, B. (2018). Illuminating gillnets to save seabirds and the potential for multi-taxa bycatch mitigation. Royal Society Open Science, 5(7), 180254. Disponible en: https://doi.org/10.1098/rsos.180254 

  • Mendo, J. y Wosnitza-Mendo C. (2014). Reconstruction of total marine fisheries catches for Peru: 1950-2010. Fisheries Centre - University of British Columbia, Working Paper #2014 - 21: 24 pp.

  • Ministerio de la Producción - Produce (2018). Anuario estadístico pesquero y acuícola 2017 - La actividad productiva del sector en números. Ministerio de la Producción, 203 pp. Disponible en: http://ogeiee.produce.gob.pe/index.php/shortcode/oee-documentos-publicaciones/publicaciones-anuales/item/825-anuario-estadistico-pesquero-y-acuicola-2017

  • Moazzam, M. y Nawaz, R. (2017). Major bycatch reduction of cetaceans and marine turtles by use of subsurface gillnets in Pakistan. In IOTC-3th Working Party on Ecosystems and Bycatch. IOTC-2017-WPEB13-19, San Sebastián, Spain, pg. 1.

  • Morales, G. (2018). Aspectos pesqueros y biológicos de la merluza (Merluccius gayi peruanus) capturada por la pesca artesanal en dos caletas de Piura. Tesis Ing. Pesquero, UNALM, Lima - Perú. 135 pp.

  • Moreno, C.; Arata, J.; Rubilar, P.; Hucke-Gaete, R. y Robertson, G. (2006). Artisanal longline fisheries in Southern Chile: Lessons to be learned to avoid incidental seabird mortality. Biological Conservation, 127(1): 27-36. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0006320705002958?via%3Dihub

  • Nédélec, C. y Prado, J. (1990). Definición y clasificación de las diversas categorías de artes de pesca. FAO Fisheries Technical Paper No. 222. Revisión 1. Rome, FAO. 92 p.

  • Ortiz, N.; Mangel, J.; Wang, J.; Alfaro-Shigueto, J.; Pingo, S.; Jimenez, A.; Suarez, T.; Swimmer, Y.; Carvalho, F. y Godley, B. (2016). Reducing green turtle bycatch in small-scale fisheries using illuminated gillnets: the cost of saving a sea turtle. Marine Ecology Progress Series, 545: 251-259. Disponible en: http://www.int-res.com/abstracts/meps/v545/p251-259/

  • Page, J.; Curran, M. y Geer, P. (2013). Characterization of the Bycatch in the Commercial Blue Crab Pot Fishery in Georgia. Marine and Coastal Fisheries, 5(1): 236-245. Disponible en: https://doi.org/10.1080/19425120.2013.818084

  • Pajuelo, M.; Alfaro-Shigueto, J.; Romero, M.; Pásara-Polack, A.; Solano, A.; Vela, G.; Sarmiento, D. y Mangel, J. (2018). Occurrence and Bycatch of Juvenile and Neonate Whale Sharks (Rhincodon typus) in Peruvian Waters. Pacific Science, 72(4): 463-473.

  • Paredes, C. (2012). Eficiencia y equidad en la pesca peruana: la reforma y los derechos de pesca. CIES, PRODUCE e Instituto del Mar del Perú. 111 pp. Disponible en: https://www.cies.org.pe/sites/all/modules/pubdlcnt/pubdlcnt.php?file=https://www.cies.org.pe/sites/default/files/investigaciones/eficiencia_y_equidad_en_la_reforma_de_la_pesca_en_el_peru.pdf&nid=1104   

  • Pingo, S.; Jiménez, A.; Alfaro-Shigueto, J. y Mangel, J. (2017). Incidental capture of sea turtles in the artisanal gillnet fishery in Sechura Bay, northern Peru. Latin American Journal of Aquatic Research, 45(3): 606-614. Disponible en: http://lajar.ucv.cl/index.php/rlajar/article/view/vol45-issue3-fulltext-10/833

  • Puertas, P.; Bodmer, R.; Calle, A. y Del Aquila, J. (2000). Importance of community management for the conservation of wildlife in the protected natural areas in northeastern Peru. Revista Peruana de Biología, 7(2): 211-216. Disponible en: https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/rpb/article/view/6829

  • Read A. (2007). Do circle hooks reduce the mortality of sea turtles in pelagic longlines? A review of recent experiments. Biological Conservation, 135: 155-169.

  • Read, A.; Drinker, P. y Northridge, S. (2006). Bycatch of Marine Mammals in U.S. and Global Fisheries. Conservation Biology, 20(1): 163-169. Disponible en: https://doi.org/10.1111/j.1523-1739.2006.00338.x

  • Reeves, R.; McClellan, K. y Werner, T. (2013). Marine mammal bycatch in gillnet and other entangling net fisheries, 1990 to 2011. Endangered Species Research, 20(1): 71-97. Disponible en: http://www.int-res.com/abstracts/esr/v20/n1/p71-97/ 

  • Rosales, G. (2017). Variaciones de la Corriente Cromwell y su influencia en la abundancia relativa de la merluza (Merluccius gayi peruanus) durante el periodo 2003-2013. Tesis para optar el título de Ingeniera Pesquera, Universidad Nacional Agraria La Molina. 78 pp.

  • Salazar, C. (2018). Impacto ecosistémico de las artes de pesca artesanal peruana : propuestas de investigación tecnológicas y manejo pesquero. Tesis para optar el Grado Académico de Magíster en Recursos Acuáticos. Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

  • Salazar, C.; Chacón, G.; Alarcón, J.; Luque, C.; Cornejo, R. y Chalkling, F. (2014). Estudio tecnológico pesquero de la flota de arrastre de fondo de menor escala en la región Tumbes, Perú. Disponible en: 
    https://www.researchgate.net/publication/265085982_ESTUDIO_TECNOLOGICO_PESQUERO_DE_LA_FLOTA_DE_ARRASTRE_DE_FONDO_DE_MENOR_ESCALA_EN_LA_REGION_TUMBES-_PERU?channel=doi&linkId=53fe038b0cf2364ccc0a434d&showFulltext=true 

  • Salazar, C.; Chacón, G.; Alarcón, J.; Luque, C.; Cornejo, R. y Chalkling, F. (2015). Flota de arrastre de fondo de menor escala en la región tumbes. Informe del Instituto del Mar del Perú, volumen 42, edición 2, abril-junio.

  • Salazar, C.; Ganoza, F.; Cornejo, R.; Chacón, G. y Alarcon, J. (2016). Modificaciones de la red chinchorro manual y alternativas de pesca en el litoral peruano.

  • Salazar, C.; Ganoza. F; Chacón, G.; Alarcón, J.; Barriga, E.; Huerto, M.; Rodríguez. A y Macalupú, J. (2015). Evaluación técnica de la red de encierre activada por buzos o bolichito de fondo. Informe del Instituto del Mar Perú 42(3): 369-382.

  • Salazar, C.; Velazco, I.; Chacón, G. y Castilla, E. (2000). Operatividad, dimensionamiento y respuesta selectiva de las redes chinchorro mecanizado en la zona sur del Perú. Informe Progresivo del Instituto del Mar del Perú, edición 132.

  • Saldarriaga, M. (2015). Análisis de la captura incidental en la pesquería industrial de cerco anchovetera en el litoral peruano durante el período 2003-2011. Tesis Ing. Pesqu., Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima, Perú. 88 pp. Disponible en: 
    http://biblioimarpe.imarpe.gob.pe/handle/123456789/3032

  • SC-CAMLR (2006). Scientific Committee for the Conservation of Antarctic Marine Living Resources. Report of the 25th meeting of the Scientific Committee. CCAMLR, Hobart.

  • Spalding, M.; Fox, H.; Allen, G. et al. (2007). Marine Ecoregions of the World: A Bioregionalization of Coastal and Shelf Areas. BioScience, 57(7): 573.

  • Valqui, M.; Pons, M.; Rendón, L.; Andraka, S.; Amorós, S. y Hall, M. (2017). Reducción de la captura incidental de tortugas marinas por la flota espinelera artesanal del Perú 2004-2009. Resumen del Informe Técnico. WWF-Perú/W.

  • Van Oordt, F. y Alza, L. (2006). Small cetacean interactions with the purse seine fisheries off the Peruvian coast during 2002. Poster HCS201 presented to the International Conference on the Humboldt Current System: Climate, ocean dynamics, ecosystem processes and fisheries. Lima, Peru, 27 November-1 December (unpublished).

  • Vanderlaan, A.; Smedbol, R.; Taggart, C. y Marshall, C. (2011). Fishing-gear threat to right whales (Eubalaena glacialis) in Canadian waters and the risk of lethal entanglement. Canadian Journal of Fisheries and Aquatic Sciences, 68: 2174-2193.

  • Villaseñor, R. (1997). Dispositivos excluidores de tortugas marinas. FAO Documento Técnico de Pesca, edición 372. Roma, FAO. 116 p.

  • Williams, D.; Child, M.; Dicks, L.; Ockendon, N.; Pople, R.; Showler, D.; Walsh, J.; Zu, E. y Sutherland, W. (2019). Bird Conservation, 141-290, in: W.J.

  • Zenteno, J. (2014). Peruvian Anchoveta Fishery: Industry Structure. En: Background analysis of the Artisanal Sector of the Peruvian Anchoveta. Sustainable Fisheries Group - Latin American Fisheries Fellowship Program. 4 pp. Disponible en: https://www.laff.bren.ucsb.edu/sites/default/files/1_Anchoveta%20Industry%20structure.pdf