BALLENAS
PANORAMA ACTUAL

¿Quién puede resistirse a un tour para ver ballenas jorobadas, animales majestuosos que pesan más de 30 toneladas, saltando y tirando aletazos en el mar? Solo en el 2016 más de seis mil turistas se embarcaron para ver ballenas jorobadas y delfines frente a Los Órganos, en Piura.

Las ballenas y los delfines son cetáceos. En el área entre Cabo Blanco y Cancas, en el norte del Perú se han registrado 13 de las 30 especies de cetáceos que transitan por el Mar Peruano. El turismo sostenible y responsable basado en el avistamiento de ballenas, tiene el potencial de generar fuentes de trabajo y ayudar a generar mayor conciencia para la protección de las ballenas. Pero si no se da con las condiciones adecuadas, puede contribuir a aumentar el nivel de estrés y ser una amenaza más para su vida.

RETO
Lograr que el Gobierno, las empresas privadas y otros involucrados tomen medidas para el avistamiento responsable de ballenas de manera tal que no ponga en riesgo a estas especies y sigan generando un impacto positivo como herramienta fundamental de educación ambiental.
DATOS
De las 25 especies de ballenas que están en el Apéndice I de la Convención Internacional sobre el Comercio de Fauna Silvestre (CITES), debido a su grado de amenaza, 9 pueden encontrarse en nuestro país. 3 de las especies presentes en Perú se encuentran en Peligro y una en situación Vulnerable según la UICN. Por ello, el Perú tiene una gran responsabilidad respecto a su protección.
PROPUESTA
Para alcanzar este reto, consideramos necesario trabajar en TRES propuestas. Entérate además cómo te puedes involucrar en cada una de ellas.
PROPUESTA 1
Que el Gobierno Peruano, bajo el liderazgo del Ministerio de la Producción (PRODUCE) apruebe regulaciones y protocolos para la conservación de las ballenas.
Pacífico Adventures
INVOLÚCRATE
Escríbele un mensaje a los Ministros de Ambiente, Agricultura y Producción para que aceleren el proceso y aprueben estas regulaciones.
PROPUESTA 2
Que las empresas que prestan servicios de avistamiento se comprometan a cumplir medidas para un avistamiento de ballenas responsable y respetuoso. Conoce aquí las medidas
Pacífico Adventures
INVOLÚCRATE
Si vas a un tour de avistamiento de ballenas, averigua qué empresas se han comprometido a respetar los protocolos.
Medidas para un avistamiento de ballenas responsable y respetuoso
1.
El acercamiento para la observación de cetáceos se hará lentamente por el lado posterior de los ejemplares, y en forma paralela a su desplazamiento para no perturbarlos.
2.
El tiempo de observación de un individuo o grupo no será más de 30 minutos.
3.
Cuando sea sólo un individuo o una madre con cría se debe mantener una distancia mínima de 150 metros, y en este último caso, el acercamiento se debe hacer siempre por el lado de la madre y la observación no debe exceder los 15 minutos.
4.
La embarcación mantendrá una distancia mínima de 100 metros de uno o un grupo de cetáceos mayores o 50 metros de uno o un grupo de cetáceos menores. Si los animales deciden acercarse a la embarcación, se pondrá el motor en neutro y se esperará hasta que los animales se alejen.
5.
Si durante la observación se detecta que los animales se encuentran realizando actividades de alimentación o socialización, la distancia mínima permitida para el acercamiento es de 100 metros para cetáceos menores y de 200 metros para cetáceos mayores. Está prohibida la observación de una hembra pariendo.
6.
Solo pueden permanecer un número máximo de tres embarcaciones en torno a un mismo individuo o grupo de cetáceos, debiendo las demás embarcaciones mantener una distancia mínima de 300 metros. Si hubiera embarcaciones en espera, el tiempo máximo de observación por embarcación es de 20 minutos, quedando un tiempo de espera de 15 minutos para el ingreso de la siguiente embarcación.
7.
Cuando exista más de una embarcación, debe evitarse "encerrar" o "rodear" al individuo o al grupo, de manera tal que exista una ruta para que los ejemplares puedan alejarse en caso decidan terminar el contacto con las embarcaciones.
8.
La velocidad máxima permitida de navegación, dentro de las áreas de observación de cetáceos, es de 4 nudos (7 kilómetros por hora). En todo momento la embarcación debe desplazarse a menor velocidad que el individuo o el grupo observado.
9.
Se debe evitar realizar cambios bruscos de velocidad y/o dirección, debiendo mantener una velocidad que le permita maniobrar la embarcación frente al oleaje que pueda presentarse en el sitio de observación.
10.
En caso se requiera poner en marcha funcionamiento el motor, previamente debe verificarse que el cetáceo se encuentre fuera de la distancia mínima aplicable según sea el caso.
11.
Está prohibido bajar el ancla de la embarcación en presencia de los cetáceos, aun cuando se mantenga la distancia mínima permitida.
12.
No se deben realizar actividades que generen presión tales como: la pesca, buceo o natación, esquí acuático, "jet- ski" o motos acuáticas, "wind-surf', remos, canoas, kayak, o interponerse entre una madre y su cría.
13.
Cuando los cetáceos manifiesten señales de alteración (respiración fuerte, coletazos, cambios bruscos de velocidad o dirección, inmersiones más prolongadas, dispersión del grupo, entre otros) abandonar el lugar, bajando la velocidad para que de la embarcación deje estela de popa hasta una distancia de 150 metros de individuo o grupo de cetáceos.
14.
Al finalizar la observación, el retiro del lugar debe realizarse en forma lenta y en dirección contraria al desplazamiento de los animales.
PROPUESTA 3
Promover que se prohíban actividades de prospección sísmica y el uso de redes de deriva durante los meses en los que hay mayor cantidad de registros de ballenas. Ello sería crucial que para reducir las amenazas que enfrentan las ballenas jorobadas a su paso por el Perú.
Andina
INVOLÚCRATE
Escríbele un mensaje al Presidente de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afro-peruanos, Ambiente y Ecología del Congreso Peruano, para que promuevan una Ley para la Protección de las Ballenas.
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?
El avistamiento responsable de ballenas permitirá:
Reducir el estrés en las ballenas y cetáceos:
La falta de un protocolo regulado para la observación, lleva a que haya situaciones de acoso y que las embarcaciones se acerquen a distancias no recomendadas.
Reducir las posibilidades de colisiones entre embarcaciones y ballenas:
Al no existir un marco regulatorio sobre las embarcaciones, tanto en su tamaño como en distancias y velocidades a las que éstas pueden navegar para la observación de ballenas y cetáceos, se genera una amenaza de colisión por parte de cetáceos de gran tamaño como pueden ser los cachalotes.
Mayor seguridad para los tripulantes.
No cualquier embarcación debería poder ofrecer este servicio sino cuenta con las condiciones de seguridad mínimas.
¿QUIÉNES DEBEN ACTUAR?
El Ministerio de Agricultura,
a través de SERFOR, finalizando la propuesta de regulación para el avistamiento de cetáceos.
El Ministerio del Ambiente,
a través de la COMUMA, impulsando la propuesta de regulación para el avistamiento de cetáceos.
El Ministerio de la Producción (PRODUCE),
aprobando las regulaciones y protocolos.
El Ministerio de Transportes y Comunicaciones,
ejerciendo el control respecto de los permisos de operación para la embarcaciones turísticas.
Ministerio de Defensa,
a través de Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), ejerciendo su rol de supervisión y control de las embarcaciones turísticas y las rutas náuticas.
Las empresas turísticas,
respetando los estándares establecidos.
Los pescadores locales,
evitando el uso de redes de deriva en los meses de mayor avistamiento de ballenas.
Los turistas,
eligiendo aquellas empresas se han sumado a la campaña.
Agradecimientos: ecOceánica y Pacífico Adventures