ASTILLEROS ILEGALES
PANORAMA ACTUAL

La alta informalidad de la pesca artesanal es sin duda un riesgo para la sostenibilidad de nuestro mar. Entre las medidas existentes para lograr la formalización y ordenamiento de la pesca artesanal se encuentra el control de la construcción de nuevas embarcaciones, la cual se da en astilleros y carpinterías navales.

Desde el 2006, el Ministerio de la Producción ha emitido una serie de normas que suspenden la construcción de nuevas embarcaciones artesanales y de menor escala para cualquier pesquería en todo el litoral peruano (salvo en casos de sustitución por daño), con el fin de velar por la sostenibilidad de diversas pesquerías.

Sin embargo, la construcción de nuevas embarcaciones continúa dándose en astilleros ilegales. Estos operan en la clandestinidad, y se instalan en corralones, depósitos, talleres, e incluso en los patios de las viviendas.

El Ministerio de la Producción ha anunciado que viene diseñando, junto a la Dirección General de Capitanías y Guardacostas del Perú, una norma para combatir la construcción de embarcaciones pesqueras artesanales y astilleros ilegales.

RETO
Impulsar mejores normas y mecanismos de fiscalización para evitar que se construyan embarcaciones de manera ilegal.
DATOS
En marzo de 2012, el I Censo Nacional de la Pesca Artesanal Ámbito Marítimo registró 184 astilleros y carpinterías navales artesanales. Piura, fue el departamento que reportaba mayor número de astilleros y carpinterías navales con un total de 36.
PROPUESTA
Para alcanzar este reto, consideramos necesario trabajar en TRES propuestas.
PROPUESTA 1

Que la Dirección General de Capitanías y Guardacostas del Perú (DICAPI) incorpore a la Tabla de

Infracciones y Sanciones el “operar un astillero sin contar con la debida autorización” como infracción.

PROPUESTA 2

Que el Ministerio de la Producción (PRODUCE) incorpore en el Reglamento de Infracciones y Sanciones

Pesqueras y Acuícolas (RISPAC) sanciones más disuasivas coherentes con el Principio de Razonabilidad,

de tal manera que se logre evitar las construcciones de embarcaciones pesqueras sin autorización.

PROPUESTA 3

Que se incremente el presupuesto otorgado a los Gobiernos Regionales con relación a la función Pesca,

a fin de que cuente con la logística necesaria para una fiscalización más eficiente.

INVOLÚCRATE
Escríbele una carta al Ministro de la Producción, al Vice-Almirante de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas del Perú, y al Presidente del Ministerio Público solicitando actuaciones inmediatas.
¿QUIÉNES DEBEN ACTUAR?
La Dirección General de Capitanías y Guardacostas del Perú,
incorporando, a través de una Resolución Directoral, en su Tabla de Infracciones y Sanciones un nuevo supuesto referente a la operación de astilleros ilegales sin licencia vigente.
El Ministerio de la Producción,
incorporando en el Proyecto de Decreto Supremo que aprueba el Reglamento de Fiscalización y Sanción de las Actividades Pesqueras y Acuícolas, que está en evaluación, sanciones más disuasivas como el incremento del monto de la multa, así como la inclusión del decomiso definitivo de la embarcación pesquera artesanal construida ilegalmente, así como su destrucción.
El Ministerio Público,
a través de las Fiscalías Especializadas en Materia Ambiental (FEMA), participando en los operativos que se realizan en astilleros ilegales con el fin de intervenir ante la comisión de delitos contra los recursos naturales.
El Gobierno Central,
incrementando el presupuesto a los Gobiernos Regionales para ejercer de manera más eficiente la competencia de fiscalización en el sector Pesca, específicamente en la construcción ilegal de embarcaciones pesqueras artesanales.
Los Gobiernos Locales,
supervisando que los establecimientos comerciales, industriales y/o profesionales cuenten con sus correspondientes licencias de funcionamiento.
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE ESTA REFORMA?
Al evitar que operen astilleros de manera ilegal se contribuye a reducir la pesca artesanal informal. Se trata de un paso crucial para tener una pesquería artesanal ordenada y conociendo el esfuerzo pesquero, se puedan tomar medidas de manejo para su sostenibilidad.
Además, los astilleros ilegales evaden el pago de impuestos, violan las normas laborales, atentan contra la seguridad de las personas al construirse embarcaciones sin la supervisión de la autoridad marítima, y son una de las causas de la tala ilegal del faique, especie forestal amenazada.